Fascículo 4

Terápia psicológica

Existe evidencia que la terapia cognitiva-conductual puede beneficiar al paciente con fibromialgia, aunque no empleada en forma aislada. La terapia cognitivo-conductual se basa en los principios del aprendizaje centrandose en el reemplazo de los pensamientos negativos y catastróficos por pensamientos mas realistas y efectivos con el fin de disminuir el estrés cotidiano.
La intención es desviar el foco de atención suplantando el dolor por otros elementos del medio ambiente. Además se entrena al paciente para resolver problemas.
Dentro de lo conductual se trata de normalizar la vida del paciente con el fin de que pueda cumplir con las actividades cotidianas.

Técnicas cognitivas y conductuales úliles en el tratamiento de la Fibromialgia (Friedberg y Jason, 2001)

Reconocimiento de reforzadores del dolor.
Técnicas de relajación y desactivación general.
Planificación de actividades placenteras.
Programación gradual de actividades físicas.
Redistribución del esfuerzo.
Factores Desencadenantes.
Redefinición de objetivos.
Disminución de la autoexigencia.
Reestructuración cognitiva.
Fomento de la independencia emocional.
Impacto familiar.

Estrategias terapéuticas según el grado de afectación

I- LEVE. (mínima interferencia con las AVD).
Educación.
Ejercicio físico no supervisado.
Higiene del sueño.
Tratamiento farmacológico.

II-MODERADA. (moderada interferencia con las AVD).
Programa educacional.
Ejercicio físico supervisado.
Intervención familiar.
Tratamiento farmacológico. (del dolor y de las demás manifestaciones clínicas, en especial trastornos del sueño y compromiso psicológico).

III. SEVERA. (marcada interferencia en las AVD).
Programa de tratamiento multi-disciplinar: farmacológico, rehabilitador, físico, psicológico,
Educacional y social.

Fascículo 4