Fascículo 4

Terapia rehabilitadora y física

OBJETIVOS:

  • Eliminar o aliviar el dolor.

  • Evitar o disminuir la contractura muscular.

  • Aumentar o mantener la fuerza muscular.

  • Orientar y aprender posturas correctas.

  • Reincorporación laboral.

  • Mantener la independencia en las AVD.

Los programas de ejercicios deben ser una de las recomendaciones básicas . Para obtener un buen resultado se deben tener en cuenta tres alternativas:

a) Ejercicios aeróbicos: utilizar grandes grupos musculares en movimientos repetitivos con aumento de la frecuencia cardíaca que no supere el umbral anaeróbico (hasta 70-85%) de la FC máxima para la edad. Comienzo paulatino. Incluir ejercicios de carga como caminatas o de descarga (bicicleta, natación).
b) Ejercicios de fortalecimiento muscular, para mejorar la fuerza, la resistencia y la potencia.
c) Ejercicios de estiramiento y flexibilidad.

Los programas de ejercicios deben comenzar con niveles bajos de exigencia. Luego se sugiere incrementar en forma progresiva la frecuencia, la duración y la intensidad de acuerdo a la respuesta del paciente. Es necesario tener en cuenta que si el esfuerzo produce dolor intenso el paciente abandonará todo intento de realizar la actividad física. De esto se desprende que la cantidad e intensidad del ejercicio físico sera determinada en función del paciente, al cual hay que informar que a corto plazo y en el inicio de la actividad puede sufrir un aumento tolerable del dolor y la fatiga , pero que con una práctica continua esta situación sera revertida.

Tener en cuenta ademas que el ejercicio realizado en forma grupal puede aumentar la motivación y la interacción social.

Agregar fisioterápia, especialmente TENS método por el cual se activa la vía inhibitoria del dolor.

La hidroterápia (emplea agua fría normal) y especialmente la balneoterápia (utiliza aguas termales de manantiales naturales) son efectivas en el tratamiento del dolor reduciendo moderadamente la intensidad del mismo.

Una recomendación a tener en cuenta es la regulación del peso corporal ya que la obesidad y el sobrepeso se relacionan estrechamente con la gravedad de la fibromialgia, especialmente en lo que se refiere a la fatiga, a los trastornos del sueño y a las alteraciones del ánimo.

Fascículo 4