Fascículo 4

Tratamiento

La Fibromialgia es sin duda una de las enfermedades mas discutidas y controvertidas debido a ciertas características que intervienen en todo el proceso del desarrollo de la enfermedad.

Teniendo en cuenta que hasta el momento no tenemos en claro el mecanismo y la etiología de esta frecuente enfermedad y el porqué de la cronicidad de las misma, la intervención del profesional se refiere casi exclusivamente a establecer un diagnóstico fiable y seguro descartando todas las posibilidades de dolor crónico , difuso y recurrente y a tener la capacidad para elaborar un plan de tratamiento que sea eficaz, tolerable y factible.

Como no existen medidas resolutivas y específicas el tratamiento esta dirigido a disminuir la intensidad y frecuencia del dolor y además controlar los síntomas mas significativos como lo son la fatiga crónica y extrema, los trastornos del sueño, los componentes psicológicos que acompañan el desarrollo de la enfermedad y la gran variedad de signos y síntomas que comprometen la calidad de vida de los pacientes dado que en su conjunto disminuyen la funcionabilidad y la capacidad para afrontar esta patología.

El abordaje multidisciplinario e interdisciplinario ha demostrado ser la mejor alternativa terapéutica . La participación de los profesionales que normalmente se desempeñan en un servicio de neurorehabilitación produce mejores resultados finales tanto en la reducción o desaparición de la sintomatología como en la optimización de la calidad de vida y el bienestar del paciente con Fibromialgia.

Desde nuestro punto de vista el tratamiento debe sustentarse en un conjunto de medidas que tengan la capacidad de potenciarse entre sí y que además sean capaces de ser eficaces si se aplican de forma conjunta y coordinada.

  • Medidas educacionales y sociales.

  • Terapia farmacológica.

  • Terapia rehabilitadora y física.

  • Terapia psicológica.

Fascículo 4